Buscar
  • mediosomcomtu

La COVID-19 reduce un 23,4 % los contratos de personas con discapacidad

El porcentaje es menor que el descenso de la contratación general, pero tienen más dificultades para encontrar de nuevo una ocupación




Fuente: ASODISPRO


Tras la declaración del estado de alarma por la COVID-19, la contratación de las personas con discapacidad en la Comunitat Valenciana se ha reducido hasta un 23,4 %, entre el año 2019 y 2020. Así lo refleja el estudio realizado por la Fundación Randstad, basado en los datos publicados por el Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE). Estas cifras han mostrado la mayor caída anual desde 2010 en los contratos de empleo de profesionales con discapacidad.

A nivel general, esta realidad no solo ha afectado a dichas personas, sino a otros empleados que se encuentran en sectores esenciales como la hostelería, el comercio y el turismo. El tejido empresarial se ha debilitado considerablemente con la pandemia, donde miles de empresas han tenido que cerrar debido a las restricciones de movilidad y distancia de seguridad. El estudio de Randstad muestra que estas labores han descendido un 28,9 % en la Comunitat, un porcentaje superior a la de los contratos de personas con discapacidad. Sin embargo, este último colectivo tiene más dificultades a la hora de encontrar una nueva ocupación.


Desde la Fundación Adecco afirman que este decrecimiento de la contratación puede conducir al desempleo de larga duración, a la desmotivación y a situaciones de pobreza o exclusión social. Según Irene Gil, jefa de prensa de esta entidad, las personas con discapacidad suelen ser “más vulnerables” ante un periodo de crisis como el actual, pues parten de una estabilidad laboral inferior.


Además, sostiene que la desigualdad para las personas con discapacidad ya estaba presente antes del inicio de la crisis sanitaria: “Todavía existen prejuicios asentados en la sociedad, que asocian tener una discapacidad con limitaciones”, añade. Por ello, hace un llamamiento a la Administración Pública para que aplique “criterios inclusivos” a través de los procesos de selección y las políticas activas de ocupación.


Ante este panorama, la Fundación Adecco también insta a llevar a cabo transformaciones en la sociedad en el momento presente, para evitar que esta precaria situación se llegue a repetir en un futuro. “Es urgente desterrar esta visión obsoleta para poner el foco en las habilidades y valores de los profesionales con discapacidad”, recalca Gil.

2 vistas0 comentarios