• Ana Fernández

Miriam Blanco Somiedo: «Casi ningún derecho sexual se cumple para las personas con discapacidad»

Actualizado: jul 7

Trabajadora social y sexóloga


Ana Fernández. València


La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD), reconoce que los derechos sexuales y reproductivos son conceptos que forman parte de los Derechos Humanos. El artículo Derechos sexuales y derechos reproductivos de las personas con  discapacidad, señala que la CDPD considera a las personas con discapacidad como «sujetos sexuados, con diversos modos de vivir la sexualidad, con una posición activa y con capacidad de decidir por sí mismas». No obstante, en la actualidad aún existen estigmas relacionados con el reconocimiento de estos derechos.  

Miriam Blanco es graduada en Trabajo Social y Sexología, además ha realizado un Máster en Integración de Personas con Discapacidad. Por ello, pretende visibilizar la situación real entre sexualidad y discapacidad, así como orientar a estos colectivos y sus familiares y responder a los mitos más destacados. 

Fuente: Miriam Somiedo

Teniendo en cuenta el reconocimiento de las personas con discapacidad como sujetos sexuados a través de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas, ¿crees que esta es la verdadera perspectiva social que se tiene sobre su sexualidad?

Es cierto que por parte de las entidades hay mucha implicación para incidir en estos derechos mediante profesionales. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, sobre todo, en garantizar la igualdad en sus derechos sexuales.


Entonces, ¿cuál es la realidad entre las personas con discapacidad y la sexualidad?

Muchas de estas personas desconocen que tienen unos derechos sexuales, ya que hoy en día todavía no existe una formación especializada en este ámbito. Por ello, lo más importante reside en ofrecerles información al respecto, tanto a ellos mismos, como a sus familiares y las personas que le rodean.



¿Qué mitos arraigados a este ámbito existen todavía y cuáles destacarías?

La más frecuente es que se les considera personas asexuadas o incluso todo lo contrario. Hay ocasiones que se les ve con una sexualidad desbocada e incapaces de controlarse, por lo que pasan de ser «ángeles» a «demonios». Tampoco se les considera atractivos físicamente, así que el tema de los abusos no se reconoce, aún sabiendo que la incidencia es mucho mayor para estos colectivos.


También existen otros como el hecho de no poder tener pareja ni formar una familia, pues creen que son incapaces de ejercer sus derechos reproductivos. Tampoco se dan cuenta que muchos de ellos pertenecen al colectivo LGTBI, ya que no conciben que una persona tenga discapacidad y además una orientación minoritaria. Con todos estos mitos, básicamente es como si nacieran sin sexualidad.


Con estos mitos, es como si las personas con discapacidad nacieran sin sexualidad

¿Qué consecuencias tienen estos prejuicios para las personas con discapacidad?

No se les incluye como parte de la sociedad. Si no se les reconoce los mismos derechos que al resto de personas sin discapacidad, se les está tratando como ciudadanos de segunda. Esto origina que hayan muchos prejuicios y discriminación, cada vez menos, pero aún siguen existiendo.


¿Por qué crees que se siguen produciendo estos estereotipos en la actualidad?

Partimos de la base que la sociedad desconoce qué es la discapacidad, no solo en el ámbito de la sexualidad, sino de forma general. Yo he hecho charlas en institutos y hay adolescentes que me han llegado a preguntar si la discapacidad es contagiosa. Por desgracia esto todavía ocurre y si los tabúes van pasando de generación en generación, al final todos creerán que son verdad.


Hay adolescentes que me han llegado a preguntar si la discapacidad es contagiosa

¿Cuál dirías que es la situación específica para las mujeres con discapacidad?

La parte más importante es el tema de los abusos. Ellas son mucho más vulnerables a sufrir alguna dolencia, por lo que la desinformación en este caso es más delicada. Aparte de ello, el ámbito de la salud reproductiva y sexual también es un tabú, ya que muchas no han llegado a acudir al ginecólogo nunca. Son este tipo de cosas las que se se podrían solventar si estas mujeres y sus familias tuvieran la información adecuada.


El tema de los estereotipos también es más grave para ellas. Las mujeres sin discapacidad tendemos a buscar referentes en el mundo de la televisión, la comunicación, la moda, etc. Pero, ¿cuantos referentes de mujeres con discapacidad existen? Prácticamente ninguno. Buscan a alguien en quien reflejarse y no lo encuentran, por lo que las consecuencias pueden derivar en una baja autoestima o incluso una depresión.


Las mujeres con discapacidad son más vulnerables a los abusos, por lo que la desinformación en este caso es más delicada

Aparte de la sociedad, ¿piensas que las propias familias de las personas con discapacidad también tienen prejuicios u ocultan este tema?

Al no estar formados en sexualidad, les cuesta entablar una conversación de este tipo con sus hijos, por lo que ocultan la realidad. Además, si para muchos es duro asumir que su hijo o hija tiene discapacidad, aún más el hecho de tener sexualidad.


Los familiares siguen creyendo muchos de los mitos que antes hemos mencionado. Yo me he encontrado casos de personas que me han llegado a decir “es que si le hablo de educación sexual le va despertaré ese deseo”, cuando es todo lo contrario. Precisamente esas charlas sirven para prevenir futuros problemas, porque en el mundo real también hay peligros y ellos deben saber defenderse. Por ello, yo les enseño que hay muchos recursos que pueden utilizar para hablar libremente de la sexualidad sin tener miedo, porque no es nada malo.


Las charlas sobre sexualidad sirven para prevenir futuros problemas

La sobreprotección de la familia en aquellos casos que necesitan mayores cuidados, también puede provocar mayor ausencia de espacios privados e íntimos. ¿Cómo les puede influir esta situación?

Hay que trabajar con las familias para que se den cuenta que deben respetar ese derecho a la intimidad que todos tenemos y dejarles disfrutar de su sexualidad.


Además, la intimidad todavía se ve más mermada en aquellos lugares de cuidado constante, como las residencias o los pisos compartidos. Por tanto, es justo en estos entornos donde más respeto y más educación sexual debe haber.


¿Qué soluciones propondrías tú para visibilizar esta situación?

Se debe incidir en la educación sexual de una manera trasversal, donde se impliquen tanto profesionales del ámbito de la discapacidad, como las familias y los propios colectivos. También hay que trabajar con la sociedad en general, a través de campañas de sensibilización que impulsen esos derechos sexuales y reproductivos.


Hay que incidir en la educación sexual e implicar a profesionales, familias y las propias personas con discapacidad

¿Y qué necesidades se deben cumplir para el caso concreto de las mujeres con discapacidad?

Deberían tener acceso a un servicio sanitario y a un asesoramiento personal. En España, hasta hace poco tiempo, en ciertos casos se les practicaba la esterilización forzosa. Algunos médicos tendían directamente a ofrecer a las mujeres con discapacidad un proceso de esterilización, sin explicarles otros métodos anticonceptivos y sin siquiera preguntarles. Por suerte, en diciembre de 2020 esta esterilización se prohibió, así que por fortuna la situación va mejorando.


Igualmente, también deberían tener todos los recursos a su alcance a la hora de tener hijos o elegir libremente con quien quieren vivir, así como ofertarles un mayor interés por la prevención de infecciones de transmisión genital. A veces, casi ningún derecho sexual se cumple para las personas con discapacidad y es algo que hay que remediar.


¿Crees que también es importante trabajar en su autoestima?

Los complejos se quitan haciendo que sean capaces de conocer su propio cuerpo y sus zonas erógenas y de placer. También es fundamental explicarles la gran variedad de cuerpos que hay, pues todos son válidos y únicos. No hay cuerpos de primera o de segunda, cuando nos tocamos, todos los cuerpos pueden dar placer.


Cuando nos tocamos, todos los cuerpos pueden dar placer

Existen asociaciones como Tandem Team, pionero en España y que nació a finales de 2013 en Barcelona, que ofrecen servicios de asistencia sexual y acompañamiento íntimo y erótico para las personas que por su condición física no pueden acceder de forma autónoma. ¿Podrías explicar de qué tratan estas funciones y que les puede aportar a estas personas?

Actualmente, la figura del asistente sexual en España no está regulada, pero sus servicios van destinados a cubrir las necesidades de aquellas personas que no pueden explorar su propio cuerpo, masturbarse o adoptar alguna práctica sexual con otra persona. Por ejemplo, podría tratarse de una persona con discapacidad física o intelectual, pero no todas lo necesitan, ya que hay que valorar cada situación concreta.


También hay que tener en cuenta que en ningún caso se tiene acceso al cuerpo del asistente sexual ni intervienen besos, caricias, etc. Al final, la persona asistida es la que toma las decisiones, pero a través de las manos del asistente, para llegar a aquellos lugares que no puede alcanzar.


Creo que es una figura muy importante, porque les permite obtener autoplacer de su propio cuerpo o ayuda a dos personas con discapacidad a mantener relaciones entre sí. Por tanto, es capaz de potenciar la autonomia y mejorar la calidad de vida de aquellas personas que decidan utilizarla, porque les está ofreciendo el derecho a la sexualidad.


El asistente sexual mejora su calidad de vida, porque les está ofreciendo el derecho a la sexualidad

Al final, ¿qué debe tener en cuenta la sociedad cuando se habla de sexualidad y discapacidad?

Deben saber que por el hecho de ser personas todos y todas tenemos los mismos derechos. Cuando esta idea se nos grabe en la cabeza empezaremos a ver cambios reales. Tenemos que poner la mira no en la discapacidad, sino en las capacidades, porque si partimos de esa base, la formación en educación sexual será más sencilla de transmitir.


111 vistas0 comentarios